Recetas: guiso de lentejas

¡Llegó el invierno! Según el lugar en donde estés, llegaron las heladas, las nevadas y los baldes con agua congelados. Y, claro, llegaron los platos de olla.


Son ricos, complejos, contundentes y con una ventaja fundamental para la post cena (o la pre siesta): ensuciás una sola olla. En esta ocasión, te traemos un guiso de lentejas, un plato que tiene historia en las cocinas argentinas.


Si nunca cocinaste con lentejas hay dos opciones:

  • La mas clásica, en la que se pone a las lentejas en una bol, se las cubre con agua y se las deja en remojo una noche.

  • La más simple: se pone las lentejas en una olla con agua, se las lleva al fuego y, una vez que rompa hervor, se las deja cocer por dos minutos. Luego, se deben colar, enfriar y ya estarán listas para usar en cualquier preparación.

La más simple es la receta que uso en mis clases de cocina. Son poquitos ingredientes y el paso a paso es muy sencillo.


Al final, te dejo algunos tips para que tus lentejas ¡sean un éxito!



Ingredientes

  • Lentejas 500 gr

  • Aceite c/n

  • Cebolla 3 u

  • Ajo 2 dientes

  • Zanahorias 3 u

  • Aguja 500 gr

  • Chorizo colorado 1 u

  • Panceta ahumada 200 gr

  • Laurel 3 hojas

  • Tomate 2 u

  • Caldo de verdura 1 u

  • Orégano c/n

  • Ají molido c/n

  • Papa mediana 2 u

  • Caldo de verduras 3 litros


A continuación, el paso a paso de nuestra receta

Cortar la cebolla, el ajo y la zanahoria en dados. Poner en una olla con un poco de aceite de girasol a cocer. Una vez que comiencen a dorar, agregar en la cacerola donde se rehogó las verduras picadas la carne en cubos, la panceta en tiras, el chorizo colorado en fetas, el laurel, los tomates en daditos con todo su jugo y las lentejas bien escurridas.

Agregar caldo de verduras hasta cubrir las lentejas (si hiciera falta, durante la cocción agregar un poco más) y las papas en cubos chicos. Sazonar con orégano, pimentón y ají molido.


Hervir despacio y destapado unos 40 minutos, hasta que se forme un guisote algo espeso.


Ahora, los tips infalibles


  1. Si la preparación queda muy líquida, un gran truco de cocina es sacar un cucharón de guiso de la olla y procesar hasta hacer puré. Volver este procesado a la olla con el resto del guiso y mezclar. La consistencia va a cambiar y tendrás como resultado un guiso mas untuoso.

  2. ¿Es cierto que los guisos tienen más sabor al día siguiente? Sí, es cierto. Los sabores se cambian y se intensifican con el paso de las horas. El único consejo aquí es enfriar correctamente la preparación antes de llevar a la heladera. Ante todo, la seguridad higiénica.

  3. Agregale la carne que más te guste: en la Patagonia tenemos corderos excepcionales y, si bien la panceta y el chorizo colorado son un clásico, siempre que puedo sumo unas costillas de cordero a la preparación. El sabor de esta carne y el aporte de materia grasa lo transforman en un plato excepcional.