Receta: alfajores marplatenses

Un día de playa, dos días de playa, tres días de playa y el cuarto está un poco fresco. ¡El perfecto momento pastelero! Te dejamos por aquí una excelente receta de alfajores marplatenses para que hagas, pruebes, disfrutes y repitas. Porque siempre apostamos a mejorar la técnica, ¿no?


Ciabatta para el sándwich italiano de albóndigas
Los marplatenses son los de adelante, a tu izquierda. En el curso de Alfajores, Julia enseña todos estos y más.

Dejamos el paso a paso de la masa, el relleno y el baño de repostería. Al final, encontrá algunos tips de conversación. ¡Esperamos que te salgan tan ricos como a Julia!

 

Ingredientes


Para la masa

  • Harina 400 gr

  • Cacao amargo 20 gr

  • Azúcar 200 gr

  • Esencia Vainilla c/n

  • Huevos 120 gr

  • Almidón de maíz 100 gr

  • Bicarbonato de sodio 5 gr

  • Bicarbonato de amonio 5 gr

  • Manteca 200 gr

  • Miel 50 gr

  • Extracto de malta 40 gr

  • Agua 50 cc

  • Ralladura de limón o

  • Naranja c/n

Además

  • Dulce de leche repostero 300 gr

  • Chocolate cobertura 250 gr

  • Baño de repostería 250 gr


Paso 1: hagamos las tapitas

  • Dentro de un bol mezclar la manteca con el azúcar.

  • Agregar la miel, el extracto de malta y los huevos.

  • Disolver los bicarbonatos en el agua y agregar.

  • Tamizar harina, cacao y almidón, y unir a la preparación. No mezclar mucho.

  • Dejar descansar la masa dos horas en la heladera.

  • Estirar la masa entre dos film, que quede de 4 o 5 mm y cortar tapas de 6 a 8 cm de diámetro. La masa es blanda, pero en el caso que esté muy blanda colocarla en la heladera unos minutos.

  • Hornear a 170°C de 10 a 12 minutos.


Paso 2: relleno y cobertura

  • Rellenar con dulce de leche.

  • Elegir el sabor de la cobertura: negro, con leche o blanco.

  • Fundir el chocolate cobertura y el baño de repostería.

  • Si se prefiere, se puede bañar con la totalidad de baño de repostería.

  • Dejar descansar 48 horas antes de consumirlos.


 

Tips de conservación


Si querés producir alfajores para comercializar, no te recomendamos frizarlos terminados, ni siquiera las tapas solas. Si querés conservar algo para adelantar un paso, lo mejor es frizar la masa.


¿En seria las tapas tampoco? En serio. No. El problema de frizar las tapitas es que, al ser delicadas, pueden partirse. Esto haría que un porcentaje de tu producción no pueda usarse. Así, no sólo se retrasa la entrega, porque tenés que volver a hacerlas, sino que además eleva los costos de tu producto.


Si querés aprender la técnica perfecta para hacer estos alfajores y otros tipos con nuestra pastelera y co-directora, Julia Domínguez, entrá al curso de Alfajores en la tienda de unamesa. No siempre podés anotarte en las mismas clases, ¡así que atenti!