• unamesa

Cómo nos reinventamos: ¡chau 2020, hola 2021!

Este año, pocas cosas salieron según los planes. Muchas cosas sucedieron sin planes previos. Sorpresas, desafíos y mucho, pero mucho aprendizaje. En esta nota, compartimos nuestra estrategia para convertir esta inesperada pandemia en cambios, logros y una base creativa para el futuro.


En unamesa, la planificación de cada año comienza en septiembre del anterior. Es un proceso creativo y de organización muy importante. Hacemos reuniones, tomamos sugerencias, aplicamos mejoras, proponemos cambios, hacemos previsiones, imaginamos estrategias, hacemos más reuniones (¡claro!) y luego delineamos cada mes del siguiente año. Un verdadero trabajo en equipo.


Así que 2020 comenzó con todo organizado. Hasta que llegó la pandemia.


Empezamos las clases en marzo y, a poco andar, decretaron el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Las primeras semanas fueron un shock, nos congelamos. Como la mayoría, pensamos que en breve íbamos a estar nuevamente con estudiantes en el aula. Pero no. Así que decidimos comenzar a movernos lentamente, pero en otra dirección.


En principio, para tener continuidad con la carrera y los cursos intensivos, grabamos apuntes de cocina como material didáctico. Aunque cada uno en su casa y en nuevo entorno, los deseos y las ganas de todos estaban intactas. Había que dar una continuidad académica. En este camino nos acompañaron las grandes Lourdes Rodríguez y Sabrina Kuhn. Fue el primer paso, que siguió con una cursada en formato virtual y en vivo.


Las cursos cortos presenciales, en cambio, se frenaron por completo. Parte de la planificación de 2020 había sido filmar clases con el fotógrafo y realizador Emanuel Pistara. El objetivo era para poder venderlas online en modo on demand (a demanda). Esto se había hecho en enero. Para no desaprovechar el tiempo que teníamos entre manos y el material ya filmado, adelantamos los cambios en nuestra web y avanzamos con la edición de los cursos. Hoy tenemos dos cursos cortos on demand disponibles en nuestra tienda online, Macarons y Drip Cakes, y dos más por salir, ABC Pastelería y ABC Cocina.



Hacia las clases en vivo


También hicimos recetas en vivo por Instagram desde nuestras casas. Como nos gustó mucho el intercambio con la audiencia, nos volcamos aún más al mundo virtual y cambiamos de plataforma. ¿Cómo? No fue fácil...


Primero, hicimos una clase gratuita de pastelería en Youtube, que transmitimos en vivo con el celular de Julia. Todo comenzó muy bien, se conectó la gente, había buena onda, estaban haciendo preguntas interesantes, hasta que... sí. Se cortó internet, un clásico de la pandemia. Para no dejar la receta por la mitad, la grabamos y la subimos a nuestro canal.


Fue un golpe -¡era la primera!-, pero reagrupamos soldaditos y apostamos por más. Para mantener la escuela como escuela, o sea, dando clase, la reformulamos, hicimos una pequeña inversión en equipos, cambiamos la banda de internet y, en una semana, salimos nuevamente al ruedo. Esta vez, con una serie de clases gratuitas por el mismo canal, a la que llamamos Master Class de Pastelería con Julia Domínguez.


La plataforma que elegimos esta vez fue Zoom, retransmitimos por Youtube y pedimos inscripción previa. De esta forma, comenzamos a compartir material con los inscriptos y la posibilidad de tener descuentos en los cursos virtuales que no eran gratuitos. Se abrió una nueva forma de comunicación. El conocimiento de la especialista en marketing digital, Cecilia Pavia, fue clave.


Y acá llegaron las sorpresas. Nuestra comunidad educativa creció exponencialmente. No sólo llegamos a amantes de la pastelería de Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Sierra Grande, Trelew, Rawson y la Patagonia en general. Empezamos a tener alumnos del resto del país y de otros lugares del mundo, como Colombia, Paraguay, Chile, Uruguay y Estados Unidos. ¡Una experiencia increíble!


Nuestro fuerte siempre fue el contenido. Ninguna escuela tenía los profesionales que tiene unamesa. El resto lo debíamos aprender. Y así hicimos. Los números dicen que en 2019, y de forma presencial, pasaron por nuestra escuela unos 1000 alumnos. Este año de pandemia, con dificultades y nuevos desafíos, sólo por el ciclo Master Class de Pastelería pasaron 2300 personas.


Con este ciclo, abrimos la escuela como nunca, dijimos "acá estamos" y las ganas de cocinar y compartir se extendieron a otros territorios. Como regalo, la experiencia nos dejó material para hacer un producto nuevo que nos da mucho orgullo, porque es el resultado del cambio: un e-book, el primero que hicimos, pero no el único: 30 recetas para hacer crecer tu pastelería.


Además, dimos 40 cursos virtuales pagos en distintos formatos, por el que pasaron otros cientos de alumnos y alumnas, y el ciclo gratuito en redes sociales Emprender en pastelería. Nuevas experiencias y miles de aprendizajes.



Logros y agradecimientos


¿Fue un año difícil? Sí. Muy. En principio, porque para reaccionar de forma rápida tuvimos que poner más tiempo en el trabajo que en la familia. Estamos muy agradecidos por el acompañamiento que tuvimos. No hubiese sido posible sin nuestros compañeros y compañeras de vida.


Además, fue difícil porque tuvimos que relegar los objetivos económicos para el cambio. Somos emprendedores y el impacto ha sido muy grande. No tuvimos éxito en ese sentido, pero sí asentamos las bases para poder progresar. Buscamos y encontramos un nuevo camino. Acá, tenemos que agradecer a nuestra maravillosa comunidad educativa. Fueron nuestro mayor placer y son nuestro mayor orgullo.


La pandemia, así, pasó de desafío a empujón. De golpe, avanzamos 5 años. Nos reinventamos en lo virtual. Nos dolió, mucho, a veces nos sentimos solos, pero nos reinventamos.


Para planificar este 2021, el núcleo mismo de unamesa -Julia, Juan y Julieta- decidió (una vez más) replantearse todo: quienés somos, qué hacemos y porqué lo hacemos.


¿El resultado? Ya abrimos las inscripciones de la carrera anual de Pastelería Profesional en modalidad mixta, el Intensivo Virtual de Pastelería Profesional y el Intensivo Cocinero Profesional en modalidad presencial, todo para el ciclo 2021. Tenemos dos formatos de cursos virtuales -on demand y en vivo- y ya estamos pensando el tercer e-book.


Además, abrimos un espacio para asesorías a pequeños emprendedores y, claro, plantamos una semilla que se llama Julia Chocolates. Todos los días crece un poquito y para el 2021 tenemos planificadas algunas pequeñas maravillas.



¡Cuantas cosas!


Agotador, triste, excitante, inspirador. Todo junto y rápido. Es el balance de un año inolvidable y la preparación para el 2021. ¡Allá vamos!



Entradas Recientes

Ver todo